colabora con nosotros

Las relaciones en la Familia

| 12 septiembre, 2012 | 0 Comentarios

Hoy en día, esencialmente no hay relaciones familiares. Incluso si hay una familia, cada uno en la familia se siente como un elemento separado, independiente de su compañero. Además, los niños se sienten independientes de sus padres o por lo menos quieren serlo en gran medida. Y los padres no quieren que los niños los agobien.

 

Bajo la regla del egoísmo, hemos destruido sin querer, el fundamento de la familia, al así llamado núcleo de la familia. Por lo tanto, necesitamos hacer algo con respecto a esto por el bien de nuestro futuro. Si hoy más del 70% de personas no quieren casarse y tener hijos, no nos estamos enfrentando de ninguna manera a una perspectiva prometedora. Sin mencionar el hecho de que no habrá nadie que alimente a la población que está envejeciendo; nosotros estamos enfrentado esto ahora, especialmente en Europa.

¡Debemos recuperar el encanto de la vida familiar ya que hoy en día no existe! Todo se hace involuntariamente. La educación integral le habla a la persona sobre la conexión entre la gente, dirigiéndola hacia la conexión con los demás. De pronto empieza a sentir afecto y amor, sensaciones hacia otras personas, y empieza a sentir más que antes a los demás. Y hoy en día, la gente ya no quiere sentir a los demás; sólo se comunican a través de mensajes de texto.

La educación integral genera buenos sentimientos hacia otros y evoca un cierto tipo de sensor de retroalimentación: la persona llega a ser más sensible a la manera en la que los otros se relacionan con ella, a la cercanía y el distanciamiento de los demás. Empieza a responder con más sentimientos, y por lo tanto, se despierta en ella el sentido de necesidad de otras personas, perdido debido al egoísmo.

Ella siente una fuente de calidez, alegría, éxito, y confianza en esto, y no al encerrarse en su departamento como en una concha,  al proveerse con una pensión, con un servicio de salud y otros programas, para que todo esté bien. La necesidad de calidez, empatía, y contacto mutuo que la educación integral cultiva en la persona, le conducirá a su deseo de recrear la familia.

Etiquetas: , ,

Categoría: Familia y vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *