colabora con nosotros

Niños integrales

| 12 septiembre, 2012 | 0 Comentarios

Los niños de hoy nacen ya con una tendencia para la percepción integral y mientras a nosotros la nueva realidad nos puede parecer extraña, para ellos es completamente natural e incluso deseable. Los niños entienden esto hasta tal punto, que bien pudiera parecer que han llegado a nosotros procedentes de otro mundo, y que en realidad no fueran nuestros hijos en absoluto. Perciben todo como algo normal porque el modelo de percepción integral es verdaderamente natural. Es la naturaleza de la realidad la que progresivamente nos está siendo revelada en nuestros tiempos.

Por lo tanto, no son los niños quienes tienen un problema sino los padres y profesores que están intentando aplicar un nuevo método de conexión entre las personas, un método ofrecido por la Naturaleza. Los adultos todavía están en una fase de transición, mientras que los niños ya están maduros para ello.

Ahora vivimos un tiempo muy especial. Nos encontramos en medio de una transición, pasando de un nivel egoísta, basado en la propiedad y el individualismo –en el que las relaciones entre nosotros son interesadas– hacia un nivel altruista, integral y global, en el que todos deberemos estar interconectados.

¿Cómo podemos llevar a cabo esta transformación? Sólo con el apoyo de los medios masivos de comunicación. Esta transformación será posible si los representantes públicos y las personas influyentes del mundo comprenden la necesidad del cambio y lo asumen para salvaguardar a la futura generación.

Pero, como siempre, todo recae sobre las espaldas de los profesores y de los departamentos de educación, que aún no enfocan su atención en la formación de los niños sino únicamente en la instrucción académica. Es debido a esto que todo el sistema educativo mismo se está desmoronando.

Creo que Internet, que está evolucionando paralelamente a la convocatoria para pasar a ser integrales,  – junto a la propia llamada de la Naturaleza a la humanidad–  es la respuesta a la pregunta de “¿cómo lograremos una formación y una educación global?” Sólo se puede hacer a través de Internet. Internet es la plataforma más económica, sin embargo ofrece el mejor acceso y puede facilitar la creación de un ser humano nuevo, que no esté limitado por ninguna barrera. Es más, no sólo estaremos formando a un ser humano nuevo, sino todo un mundo nuevo, que se materializará dentro de él.

¿Cómo se define “el mundo”? El mundo es lo que percibimos. En efecto, si nuestras sensaciones cambian de un plano egoísta a uno altruista, el mundo también se transformará,  ya que lo percibiremos de un modo diferente. Al fin y al cabo, el mundo es percibido a través de la sensación, lo que significa que puede aparecerse ante nosotros de un modo completamente distinto.

Este es el enfoque materialista habitual, el modo científico. Observamos que nuestra percepción o postura frente a la realidad cambia completamente el modo de percibirla; por lo tanto la realidad es relativa.

Engels, Einstein y todas las últimas teorías, incluidas las psicológicas, coinciden con esto. No estamos asegurando nada nuevo. Simplemente estamos invitando al mundo a que vea este modelo de educación global e integral como nuestro nuevo nivel evolutivo humano, mediante el cual realmente entraremos en el mundo de la relatividad de Einstein, el mundo del siguiente nivel.

No existen distancias en este mundo del próximo nivel ya que la separación se mide por nuestras impresiones y éstas dejarán de repelerse mutuamente; por el contrario, tenderán a unirse entre sí. Es como si salváramos las diferencias entre nosotros. Psicológicamente quedan reducidas a cero porque aprehendemos el principio “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Así, alcanzamos un estado donde el tiempo se restringe. Ahora mismo el tiempo se interpone entre nosotros debido a nuestro egoísmo. Pero si todos estamos inmersos en un campo único de deseo, entonces, y hablando en términos generales, el tiempo no existirá. Al estar en este campo aceleramos el tiempo progresivamente, contraemos el espacio y pasamos de la sensación de un mundo físico a la sensación de uno virtual.

Esta es la llamada de la Naturaleza a la unidad. La convocatoria no es sólo para superar  la repulsión que existe entre nosotros, sino para elevarnos hacia un nuevo nivel perceptivo de la vida.

Muchas personas ya están empezando a ver el mundo de esta forma. Y también observamos cómo los jóvenes anhelan llegar a este mundo y adentrase en él.

Etiquetas: , ,

Categoría: Educación Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *