colabora con nosotros

Por encima del Egoísmo

| 7 septiembre, 2012 | 0 Comentarios

Nuestra vida se ha convertido en una verdadera carrera.  Todo se hace apresuradamente y bajo mucha presión.  El ritmo de información que llega a través de la red de Internet y otros medios contribuye a acelerar nuestra existencia. Ya no hay tiempo para nada. Incluso realizar un trabajo bien hecho con detalle es casi ya imposible. Vivimos en medio del bullicio y del ajetreo.

Como hemos dicho antes, el deseo de llegar primero, de cerrarle el paso al que viene al lado, el deseo de ganar a toda costa, nos ha deshumanizado al grado que no reconocemos ya ningún rasgo de compasión o empatía en el rostro de las personas. Y todo tiene un origen muy identificable. Tenemos que ganar dinero para consumir todos los bienes materiales que nos susurran al oído que merecemos tener. Escuchamos abiertamente a esa voz que nos dice que tenemos el derecho a todo, incluso a costa de los demás. Es más si podemos tener el control sobre los demás sería aun mejor.

Necesitamos sentarnos a reflexionar muy despacio en lo que hemos convertido a nuestra familia y a nuestra sociedad con esta actitud. Si cada uno de nosotros piensa que lo más importante el día de hoy es ese pasante a quien podríamos saludar amablemente, ese auto a quien le cedemos el paso, ese familiar a quien escuchamos con empatía, sin juzgarlo, esa llamada telefónica que hace meses habríamos tenido qué hacer, reducir la velocidad un poco y tomarnos el tiempo de vivir, podemos crear una masa crítica de ideas que beneficie al mundo entero.

Estudios recientes perfectamente documentados demuestran que las ideas  pueden extenderse en todas direcciones cuando las personas simplemente piensan o desean ciertas cosas.  Necesito de todos les propone: ¿y si empezamos a reducir el paso? ¿Y si empezamos a pensar todos los seres humanos con empatía?

Etiquetas: ,

Categoría: Crisis y Resolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *