colabora con nosotros

El fin del mundo según los medios

| 17 diciembre, 2012 | 0 Comentarios

Nadie sabe a ciencia cierta que sentido tiene el final del calendario maya y su relación con nuestro tiempo. Lo que si queda claro es que un grupo de personas cree conjuntamente en algo, esto, pudiendo o no ser real, crea una percepción grupal  relativa de la realidad donde todo ese grupo queda influenciado entre sí. Aunado a esto, las herramientas de distribución horizontal masiva como lo es el internet, donde existe mucha información sin comprobación de origen, expanden el influjo de dicha información hacia otras personas creando una penetración descomunal en los miles de millones de personas contactadas. Así, en estos tiempos críticos, donde la economía, educación, ámbito laboral, familiar etc, están enfrentando severos reveses ante lo que solía ser convencional, conocido o “normal” la humanidad queda desconcertada ante la incapacidad de los científicos,  políticos y los llamados “lideres” sociales  para discernir el nuevo rumbo de construcción social que  corresponde a un nuevo concepto de ser humano, estos millones o decenas de millones de personas que buscan respuesta a sus dudas, quedan a expensas de la manipulación mediática del internet por medio de blogs y redes sociales.

En realidad no sabemos tampoco con seguridad pero casi podríamos afirmar que muchas personas con antecedentes de ciertas patologías emocionales y mentales tendrían un buen pretexto con este influjo emocional,  para concluir que es el mejor  momento de tomar venganzas o actuar heroicamente y llevarse entre las manos a unos cuantos más, o bien, si el mundo se va a acabar, hago de mi entorno un videojuego “real”, sobre todo si vivo en un país donde obtengo permisos para comprar y portar  libremente las herramientas, armas, que me servirán para jugar mi video juego favorito en tiempo y ambiente reales. De todo esto y los varios  y sonados casos acaecidos en países “desarrollados” y los miles en países “no” desarrollados. Si tomamos todo lo anterior,   veremos que lo único que debería terminarse en el mundo es la forma en que los seres humanos nos “relacionamos” entre nosotros y esta es “cuanto me sirves, tanto te utilizo, con contrato o por las malas” ya que queda evidenciado hacia las catástrofes y dramas humanos a los que esta actitud nos arrastra no cejarán (http://www.nr2.ru/moskow/415997.html)  sino que irán en aumento hasta que sea algo descontrolado e insoportable. por otro lado tenemos la oportunidad de re-formar el concepto de humanidad, este concepto no surge de la nada o de las entrañas, surge de la observación científica del sistema donde vivimos que todo (todo lo que podemos considerar como “todo”) está regido por leyes (cargas eléctricas, leyes de interacción atómica, ley de gravedad etc.) y una de las leyes que aún no falta por percibir más claramente con todos su matices es el hecho de que todo en nuestra realidad está intrínsecamente conectado en una medida tal que desconocemos.

Ahora se nos comienza a mostrar con la crisis financiera en Europa y sus posibles repercusiones catastróficas a nivel de la economía mundial. Igualmente los fenómenos naturales como huracanes, tsunamis, terremotos etc nos muestran la misma tónica. Todo esto “se nos deja ver” con el fin de voltear cada vez más a echar un vistazo en aquellos que tengo al lado, en la casa, en la oficina, en el barrio, en el  país, continente, mundo …. etc. ya que solo el llegar a considerar que las necesidades de mi “vecino” son tan importantes como las mías y que necesitamos llegar a una solución para ambos, por medio de un consenso en un nivel superior a estas,  nos hará ir corrigiendo todo lo anteriormente creado (por un sistema puramente egoísta) bajo un fundamento de compromiso mutuo.

Recomendado:

http://esmateria.com/2012/10/13/la-extincion-de-aves-se-dispara-en-las-ultimas-decadas/

(http://www.fabriziogilardi.org/resources/papers/interdep_v2.pdf  

http://www.fabriziogilardi.org/

http://www.bbc.co.uk/news/business-18089604

Etiquetas:

Categoría: Crisis y Resolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *