colabora con nosotros

La educación sobre la Interconexión es un asunto de sobrevivencia humana

| 21 febrero, 2013 | 0 Comentarios

Desafortunadamente, pocas personas han entendido la evidencia o han comprendido el verdadero alcance y significado del medio ambiente. La explicación sistémica de las causas del deterioro ambiental y el desastre es radical en su sentido fundamental, esto es, cuando se llega a la raíz de la causa. La gente comúnmente percibe su ‘medio ambiente’ como el total de numerosas relaciones separadas, que no tienen conexión aparente. De hecho, estas relaciones interactivas se hallan, en el fondo, aunque sea remotamente, conectadas.

Aunque los humanos conscientemente interactúan con el medio ambiente, solo en relación a los aspectos o elementos particulares, sobrevivir como una especie dependerá de que entiendan que estas interacciones ocurren en el marco de una realidad sistémica infinitamente más grande y compleja.

interdependencia-naturaleza

La ciencia está aumentando progresivamente nuestra consciencia sobre este mayor contexto ambiental. Su complejidad omnipresente explica la razón de la máxima que ‘nunca puedes hacer solo una cosa’.

El Comportamiento social hoy en día está en contradicción con la propuesta de interconexión

La visión moderna del progreso, ha sido distorsionada psicológicamente de tal forma que ha oscurecido los impactos adversos acumulativos que ha tenido en la humanidad.

El comportamiento humano, manejado por fuerzas tanto internas (cerebral) y externas (ambiental), se mueve a través de la percepción.

La manera en que la gente interpreta lo que percibe es determinada en gran parte por sus propias experiencias dentro de su cultura, y es un legado de las generaciones pasadas, que transmiten interpretaciones de la realidad que pueden persistir como imágenes persistentes a pesar de que de hecho la realidad haya cambiado.

La dicotomía hombre-naturaleza, la conquista de la ideología de la naturaleza, la expansión material y crecimiento perpetuo, han sido por largo tiempo temas dominantes de la modernidad. Continúan siendo el mantra del comportamiento social, aunque cada vez más estén en desacuerdo con las percepciones holísticas y sistémicas de la realidad basadas en estudios científicos.

Pocas personas entienden la interconexión

Además el ‘sistema’ es sinérgico, lo que significa que los cambios que afectan un aspecto del sistema pueden causar cambios en otras partes del sistema. Es verdaderamente imposible hacer una sola cosa. Sin embargo, pocas personas parecen entender que el medio ambiente fundamental es un sistema interactivo y va más allá, porque existe dentro de un cosmos dinámico sin el cual nuestro mundo viviente sería inconcebible.

El concepto de sistemas sinérgicos implican un conocimiento fundamental de unidad, elaborado recientemente en los escritos de E.O. Wilson (por ejemplo: Consilience: The Unity of Knowledge, Síntesis de conocimiento, La unidad del conocimiento 1998). Sin embargo, nuestro conocimiento publicado del mundo permanece en gran parte especializado y segregado. Esto podría ser inevitable si la investigación debe hacer avanzar el conocimiento detallado.

Pero también existe la necesidad de apreciar los aspectos de conectividad, integración, interactividad del conocimiento holístico, que parece estamos mal preparados para comprender, y que ignoramos a nuestro propio riesgo.

Estas  posibles causas de origen pueden examinarse separadamente, pero en la persona humana se integran para formar una perspectiva coherente de la vida. La visión puede estar equivocada pero satisface la necesidad urgente que tiene la humanidad de coherencia y consistencia con una postura personal de interés propio.

La mente humana no tiene la destreza o experiencia para entender la interconexión

Las preguntas más básicas e importantes en relación al comportamiento humano aún tienen  que recibir respuesta empíricamente de las ciencias del sistema cerebral y nervioso, complementada por la biología social. Nuestras suposiciones de hoy están en gran parte basadas en deducciones, Sin embargo, la deducción que se obtiene de la historia de la humanidad y los comportamientos observados, pueden conducir a las preguntas pertinentes y con suerte a hipótesis fiables para prevenir riesgos futuros. Regresando a nuestra pregunta: ¿Han fallado hasta ahora las evolucionadas capacidades de la mente humana y la cultura para equipar a la humanidad a fin de que pueda comprehender y valorar las consecuencias – buenas y malas – del alcance del impacto acelerado que tiene sobre su medio ambiente y por ende sobre sí mismo? Jay W. Forrester, científico de sistemas en MIT, lo cree así, y en 1971 un artículo publicado en Tecnology Review escribió:

‘Es mi tema básico, que la mente humana no está adaptada para interpretar cómo el sistema social se comporta. Nuestros sistemas sociales pertenecen a la clase llamada sistemas de circuitos múltiples, no lineales, de retroalimentación. A lo largo de la historia de la evolución no ha sido necesario para el hombre entender estos sistemas hasta tiempos muy recientes históricamente. Los procesos evolutivos no nos han dado la habilidad mental necesaria para interpretar apropiadamente el comportamiento dinámico de los sistemas, de los cuales ahora formamos parte.’

El éxito de nuestro futuro depende de la educación sobre la Interconexión

Cualquier sociedad que tenga éxito debe ser una institución educativa. Por más que su compromiso con la libertad individual y la diversidad sea grande, necesita un código de normas cívicas y una vocación por las empresas comunitarias sin las cuales no puede prosperar o sobrevivir.

¿Aceptará una masa crítica de la sociedad el liderazgo requerido para conducir a la humanidad hacia un futuro sano y sostenible? El estado del mundo de hoy puede justificar la esperanza, pero no alienta al optimismo. La esperanza de un futuro preferible será de poca utilidad a menos que no se le una la acción.

 Los recursos necesarios para sostener la tenacidad de la humanidad en la tierra están presentes y disponibles. Cómo se empleen, determinará el futuro, en tanto que ese futuro sea moldeado por las mentes y las manos humanas.

Etiquetas: , ,

Categoría: Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *