colabora con nosotros

Creando un nuevo sistema de Internet para la humanidad

| 13 marzo, 2013 | 1 Comentario

Los niños están preparados para la nueva realidad, pero ésta asusta a los padres, quienes parecen mostrar interés por el método integral, pero tan pronto como tienen la oportunidad de ponerlo en práctica, se activa el hábito de la prohibición. Además, los padres sienten temor hacia Internet y sus posibilidades y tratan de controlar la información a la que pueden acceder los niños. Y, en efecto, muchos sitios en la red ofrecen información perjudicial, por lo tanto ¿cuál es la fórmula correcta para permitir que un niño navegue por Internet?

Internet es un entorno absolutamente libre y esto lo convierte en una espada de doble filo: puede ser un elixir de vida o un veneno letal.

conexión- interdependencia-

Naturalmente, los jóvenes, con sus elevaciones hormonales, su sensibilidad ante la opinión pública, sus intensos estados emocionales y una inherente inestabilidad psicológica están sujetos a todo tipo de riesgos. Pero creemos que la juventud se siente atraída por la comunicación. Mediante la educación integral serán capaces de relacionarse libremente y esta forma de relacionarse les aportará una sensación de “trascender” las influencias negativas, incluyendo aquellas que se encuentran en Internet.

Realmente no hay opción en  esta cuestión: con la educación integral debemos unirnos a la competencia que ya existe en Internet y creemos que esto es bueno. Todos aprenderemos con ello y seremos capaces de sortear los obstáculos de tal forma que suscitemos más interés, al proporcionar a los jóvenes mejores respuestas a sus dudas.

Estamos inmersos en una guerra contra poderosos rivales, cuyo objetivo es vender a nuestros hijos cualquier cosa que les reporte beneficios. Y usualmente todas estas cosas son perjudiciales para los niños. Pero esta guerra es precisamente el medio que nos capacitará para hallar la manera correcta de expresarnos y realmente poder acercarnos y llegar a la nueva generación.

Estos obstáculos, ante todo, están dirigidos hacia nosotros más que hacia nuestros hijos, porque así comenzaremos a comprenderlos. A través de los padres que tratan de acercarse a sus hijos participando en diferentes sitios web –atractivos por su fácil acceso, simplicidad y exposición– aprenderemos a comprender la esencia de la nueva sociedad que estamos intentando crear. Nosotros, los adultos, estamos empezando a entender el desafío. Somos la generación anterior mientras que nuestros hijos son la futura generación. La transición del pasado al futuro ocurre precisamente a través de la lucha por el nuevo espacio virtual, donde verdaderamente se unirá la humanidad.

Además  no estamos, en absoluto, en contra de que las personas estén expuestas al sexo en Internet. El único problema que vemos son los sitios web que promueven la violencia. En realidad incluso estos tampoco son un gran problema, porque ellos mismos caerán por su propio peso. Estos violentos sitios web despliegan su codicia, su amargura y su negatividad y la gente empezará a notarlo y dejarán de sentirse atraídas por ellos.

Creo que tenemos que explicar nuestra visión del mundo progresivamente. No podemos cambiar sus leyes. Simplemente tenemos que explicarle a la gente las leyes de la evolución, los límites que marcan nuestra existencia, los cuales debemos acatar de una manera o de otra. Y cuanto antes lo hagamos mejor será para todos.

¿Qué tienen de especial estos espacios de Internet que tratan del nuevo mundo? ¿Qué  diferencias fundamentales deben tener con respecto a  los que existen ahora?

Tienen que ofrecer a la nueva humanidad, a los niños y a los jóvenes, la oportunidad de conectarse entre sí de un modo que les permita realizar análisis psicológicos continuos de sí mismos y del mundo. Es un tipo de conexión que necesita mostrarles lo mucho que depende el mundo de su modo de percepción psicológica. Entonces, su cercanía creciente, el salir de sí mismos y el ponerse en el lugar del otro, les hará sentir un nuevo mundo. Serán cautivados por este tipo de comunicación porque tendrán una gran necesidad de ella.

El juego de revelar este nuevo mundo es verdaderamente fascinante. Necesitamos  crear  cursos diversos de formación psicológica y juegos interesantes que demuestren el método educativo adecuado y cómo el mundo cambia en función de cómo lo observamos. El mundo es relativo, la naturaleza es relativa, como lo son la distancia, el  espacio y el tiempo. Todo se revela en nuestras impresiones. Esto es lo que tenemos que mostrar a todos.

Nuestro mundo actual es estático, árido, rígido y determinado porque lo percibimos a través de una cualidad –el egoísmo– en vez de hacerlo mediante dos cualidades paralelas: egoísmo y altruismo. Cuando estas dos cualidades operan de forma alterna y  constante en una persona y se imbrican de diversas maneras, se produce un proceso muy potente a medida que la persona comienza a vivir una nueva aventura virtual.

Necesitamos crear espacios en línea donde jóvenes y adultos, con mentalidades diversas, puedan comunicarse libremente, incluso si hablan idiomas diferentes (utilizando por ejemplo sistemas de  traducción automáticos). Entiendemos que puede ser difícil, pero es lo que tenemos que lograr –un lugar donde la humanidad se erija por encima de las barreras idiomáticas, y de hecho ¡por encima de cualquier diferencia! Después, mediante este modo de comunicación, las personas descubrirán nuevos estados de existencia.

Este proceso se hará aún más fascinante para todos que cualquier película que se haya visto, porque nos acercamos a las películas como meros espectadores y sólo nos identificamos superficialmente con ellas. En el nuevo marco de comunicación, las personas experimentarán nuevos estados dentro de ellas. Pasarán por aventuras internas y experimentarán tales cambios, que no podrán llegar a percibir en ningún otro lugar.

Naturalmente los diversos impulsos físicos permanecerán, pero sólo complementarán a esta otra experiencia. En principio nosotros consistimos sólo del deseo de disfrutar y de lograr la satisfacción. La satisfacción que las personas sentirán a partir de estos intensos estados psicológicos internos ¡será la revelación de un mundo nuevo! Será tan potente que si no  anula nuestros deseos físicos, al menos desviará la atención de las personas –incluso la de los jóvenes– de lo hormonal (aunque no estamos en contra de ello) hacia la conquista del nuevo mundo y conmigo mismo dentro de él.

Necesito de Todos, Necesito de Ti.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Educación Global, Familia y vida

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios Rss Feed

  1. estoy de acuerdo en parte con ustedes…pero no creo que la violencia sea mas perjudicial que el sexo..(la pornografía)..que a los niños los marca par siempre!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *