colabora con nosotros

Tres formas de desarrollar la responsabilidad mutua

| 16 abril, 2013 | 0 Comentarios

Cuando se trata de implementar una idea nueva, ya sea científica, económica, cultural, etc., si es nueva, siempre  tiene un camino cuesta arriba que recorrer. Cuando Galileo propuso la idea de que la tierra giraba alrededor del sol, y no al revés, fue el comienzo de un largo navegar contra la corriente de las creencias anteriores. Fue un trayecto similar el que tuvo que andar la teoría de la selección natural propuesta por Darwin o por el mismo Edison en numerosas ocasiones, o el hip hop para ser aceptado como una forma de música respetable.

Y lo  mismo ocurre ahora con la idea de la responsabilidad mutua. Así como la noción de la tierra girando alrededor del sol sufrió por los argumentos contrarios en su época, la responsabilidad mutua está pasando ahora por lo mismo. Se ha dicho que es un tipo de comunismo o socialismo, una idea utópica, etc. Pero para ser aceptada cada nueva idea atraviesa por este tipo de críticas, si merece aprobación.

responsabilidad mutua-solidridad-apoyo mutuo

¿Tiene la responsabilidad mutua, mérito como idea?

Cuando se piensa en la  responsabilidad mutua como un concepto en el que la persona, en lugar de valorar los ideales individualistas, o soslayar los ideales de la colectividad con el propósito de satisfacer las necesidades personales, piensa en no dañar al resto de la sociedad,  su valor debería volverse aparente en un mundo cada vez más interconectado e interdependiente.

Porque si se puede demostrar que la sociedad, la sociedad global, sufre como resultado de que no se valora la interdependencia, y que esto lleva al desarrollo de las crisis en todos los niveles (económico, relaciones interpersonales, comunidades, estados, naciones, relaciones internacionales), entonces ¿qué otra idea podría ser más natural que la responsabilidad mutua –donde la gente se pone de acuerdo en la conducta y responsabilidad recíproca.

1. Nueva Educación

Es probable que si se prolongan las crisis globales (en educación, cultura, economía, cambios climáticos, salud y relaciones internacionales) se llegue a la responsabilidad mutua a través del persistente sufrimiento de la multitud.

Pero tal camino –de sufrimiento –no es conveniente. Este camino requiere de condiciones similares a la ósmosis: Una concentración en declive en donde una idea acaba traspasando la barrera de lo que es aceptable y lo que no es, debido a esa concentración; esto es, que el sufrimiento aumenta a tal punto que atraviesa su barrera.

El otro camino es la educación

Si se enseñara la responsabilidad mutua en el sistema educativo como una materia formativa natural de la existencia que cada alumno moderno debería conocer, se aceleraría la aceptación de la responsabilidad mutua en el mercado de las ideas.

2. Participación comunitaria

Si un niño en la escuela aprende ética, el estudio de lo que la sociedad considera como bueno o malo, y luego entra en un medio ambiente donde esta ética no tiene valor, entonces el niño abandonara su aprendizaje debido a la influencia de la sociedad. Es por esto que la responsabilidad mutua, además de ser enseñada, debe tener su aplicación  práctica bajo el esquema de la participación comunitaria.

Es similar a alguien que desea dejar de fumar. ¿Puede una persona que desea dejar de fumar reunirse constantemente con los que fuman? Por supuesto que no, si tiene serios deseos de dejar de fumar, porque la influencia de la sociedad, de los fumadores, en esta persona sería una fuerza negativa.

Si un individuo llega a la conclusión de que la responsabilidad mutua es necesaria para crear una sociedad funcional y de tal forma quiere desarrollar una actitud de responsabilidad mutua,  necesita rodearse de gente que también piensan que esta es una buena idea.

3. Masa Crítica

Si bien se requiere de la participación comunitaria y de la educación para que la idea de la responsabilidad mutua crezca, sea reconocida y aceptada, de todas formas no sería suficiente.  Pues a pesar de que pequeños grupos de personas, o comunidades enteras se apeguen a esta idea, de cualquier manera no habrán alcanzado el nivel necesario para que la sociedad global se incline a la interconexión e interdependencia.

Habiendo dicho esto, existe un fenómeno interesante conocido como “masa crítica”.  Es la creencia de que cuando el diez por ciento de la población abraza una idea, ésta comienza a extenderse rápidamente en un crecimiento sostenido. Como resultado, el dilema de vivir en una sociedad global que conoce poco su interconexión e interdependencia, también arroja un rayo de luz: provee una red de conexiones que permite la transmisión de ideas, rápidamente.

Como resultado, con una nueva educación, una comunidad participativa y la transmisión de la idea de la responsabilidad mutua a través de las redes sociales (físicas y virtuales), es probable que rápidamente se alcance la masa crítica, como resultado de la prolongación de la crisis global.

La continua expansión de la idea será entonces el resultado del movimiento  perpetuo.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Crisis y Resolución, Evolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *