colabora con nosotros

Naturaleza fractal: “Oruga, mariposa”

| 19 mayo, 2013 | 0 Comentarios

Lo maravilloso de que la naturaleza sea fractal es que podemos usar sus patrones para entender otros patrones, porque estos se repiten. Así es que si quieres observar el patrón que está ocurriendo en este planeta ahora mismo, que te esclarezca de lo que está pasando, mira dentro del capullo de una oruga que está creciendo.

Naturaleza fractal-Oruga-mariposa 1

Una oruga representa, digamos, siete billones de células viviendo bajo una misma piel, cada célula es un ciudadano. Son gente como nosotros, trabajan cada día; las células en el sistema digestivo está aprovechando la comida, descomponiéndola y fabricando productos con ella. Algunas células son las células de motilidad, esas son las células que  mueven a la oruga, estructuras como nuestros viaductos con camiones y vehículos llevando materiales por todas partes, y cosas así. Las células del sistema inmunológico llevan a cabo su trabajo de proteger al sistema, el sistema respiratorio se asegura de entregar oxígeno fresco. Así que todas las células tienen su trabajo. La oruga crece. Si estuvieras dentro de ella como un reportero, dirías: “Claro, la economía va de maravilla, crece día con día, todos están trabajando, empleo total, ese es el tipo de cosas que nos encanta ver, ¿cuánto crecemos cada día? Un cierto porcentaje diario”.

Y entonces la oruga llega a una cierta etapa de crecimiento en la cual simplemente deja de comer porque ya no puede seguir haciéndolo. Ha alcanzado su tamaño máximo. Si tu fueras una célula dentro de esa comunidad, imagina lo que pasaría: estás trabajando y de pronto hay escasez de comida y tú que eres parte del centro digestivo dices: “Caray, el trabajo está disminuyendo, la fabricación se está frenando”. Entonces llega a un nivel tan bajo que algunas de las células son despedidas y se quedan sin trabajo. No está llegando suficiente alimento para mantenerlas operando. Y cuando el alimento deja de llegar por completo, entonces las otras funciones también se resienten porque si no hay abasto, tampoco hay energía y todos los sistemas empiezan a despedir células y muy pronto se presenta un caos generalizado bajo la piel de la oruga. ¿Por qué? El sistema dejó de crecer, las células no tienen trabajo, nada está evolucionando y todo se cae a pedazos. Si tú fueras una célula en el cuerpo de aquella oruga, verías a tu alrededor y dirías: “¡Por Dios, el mundo está llegando a su fin!”.

Y aún con todo, en medio de los billones de células hay otras células que son genéticamente idénticas a las primeras, no son diferentes, pero piensan en forma diferente, responden a las señales en forma diferente. Estas células tienen el interesante nombre de “células imaginativas”, y estas células imaginativas tienen innovadoras visiones y lo que sucede es que en medio de todo aquel caos, cuando todas las demás células corren por todos lados pensando que el fin del mundo se acerca, las células imaginativas están presentando ideas, proyectos, un nueva plan, un nuevo esquema, una nueva forma de vida y las células se reorganizan alrededor de estas ideas. Comienzan a crear organizaciones masivas para lograr algo mucho más grande que el sistema anterior, un sistema mucho más sostenible, un sistema con un grado de evolución más alto y ese sistema que están construyendo se llama “mariposa”.

Así que hay una transición del viejo mundo de la oruga con un antiguo sistema de creencias y una anticuada forma de vida que ya no es sostenible; por lo tanto existen dos opciones en ese mundo: Quedarse con el estatus de oruga y decir: “¡Por Dios, el cielo se cae a pedazos!”, sentir miedo, o decir: “La oruga se terminó. Quiero ser una mariposa”. ¿Por qué? Porque si me vuelvo activo y positivo en el proceso de crear la mariposa, estoy comprometido, estoy trabajando, estoy creando el futuro. Si me siento a lamentar la pérdida de la oruga, entonces me estoy enfermando y estoy enfermando todo a mí alrededor. ¿Por qué? Porque no estoy contribuyendo a nuestra evolución. Así que, ¿en dónde estamos? Estamos ante la muerte de la etapa de oruga de la civilización y en el amanecer de la mariposa.

Bruce Lipton

Biólogo Celular

Etiquetas: , , ,

Categoría: Ciencia, Una nueva visión del Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *