colabora con nosotros

¿Por qué mentimos?

| 29 mayo, 2013 | 0 Comentarios

Una mentira es una declaración realizada por alguien que sabe que es falsa en todo o en parte, esperando que los oyentes le crean, ocultando siempre la realidad en forma parcial o total.

por qué mentimosMentir está en contra de los cánones morales de muchas personas y está específicamente prohibido. La tradición ética y los filósofos están divididos sobre si se puede permitir a veces una mentira (pero generalmente se posicionan en contra): Platón decía que sí, mientras que Aristóteles, San Agustín y Kant decían que nunca se puede permitir.

En función de las circunstancias, se entiende que mentir para proteger a personas de un opresor inmoral suele ser permisible. Es el caso, por ejemplo, de las víctimas de una guerra.

Mentir de una forma que intensifica un conflicto, en vez de atenuarlo, generalmente se considera lo peor que podría hacer una persona.

Todo mundo condena la mentira, se ve como un antivalor en la sociedad, sin embargo es algo que es más común y que en muchas circunstancias parecería hasta necesaria.

Y tal pareciera que es una parte inherente en el hombre, ya vemos como Caín mintió para no ser juzgado.

Hay quienes aseguran que la mentira es una forma de interactuar de las personas; mentir es parte de la comunicación entre seres humanos y no siempre debe considerarse un acto totalmente negativo.

Las personas mienten de manera constante por lo menos una vez durante una conversación de 10 minutos.

Algunas veces, mentir es necesario para proteger los sentimientos de otra persona y mantener la cordialidad en nuestras interacciones. En otros  casos, mentir puede ser muy dañino para otras personas y arruinar nuestras relaciones (http://www.librosaguilar.com/uploads/ficheros/libro/primeras-paginas/201203/primeras-paginas-se-mientes.pdf)  y así podemos encontrar que las personas mienten para beneficiar a otras personas, para beneficio propio, para protegerse de la vergüenza, para dar una imagen positiva, para obtener ventajas, para evitar un castigo y para perjudicar a alguien más.

Pero, ¿cuál es la verdadera razón por la que mentimos? La respuesta es más sencilla de lo que pensamos, mentimos porque no creemos que al decir la verdad la persona nos va a entender, se va a poner en nuestro lugar y vea que la situación pasada era lo único que podíamos hacer, mentimos porque sabemos que si decimos la verdad a una persona, ésta puede llegar a deprimirse porque en un momento dado no se acepta como es y piensa que las demás personas tampoco la aceptan tal cual.

Mentimos porque no queremos quedar mal ante los cánones que nos dicta la sociedad y al no estar dentro de ella seremos despreciados o expulsados de nuestro ámbito, mentimos porque pensamos que las personas no están preparadas para aceptar una verdad, una realidad que más tarde o más temprano llegará.

Mentimos porque odiamos y aunque la gran mayoría de las personas no lo aceptan es una realidad que se vive día a día.

Los seres humanos no sabemos ser empáticos, no sabemos reflejarnos en la otra persona y no sabemos y muchas veces ni nos interesa saber qué piensa y siente otra persona.

Es tan fácil perdonar a quienes amamos y tan difícil entender a los que no, que no vemos que al estar en una sociedad todos somos parte importante, todos tenemos un por y para qué, y que para poder desarrollarnos en este sentido necesitamos la confianza, la plena seguridad de que voy a ser entendido, que lo que diga o haga va a ser tomado en cuenta y no ser objeto de burlas o desprecio.

Si viéramos a todos como una pequeña parte de mi entorno, no habría necesidad de mentir, porque no habría quien se sintiera mal ya que todos aceptarían a todos tal cual son, y todos son necesarios, aunque a veces parezca que no lo vemos, somos como ruedas dentadas y para que todo camine bien necesitamos la aceptación, el entendiemiento, el ser un poco más empáticos y veremos como nuestra sociedad mejora.

Etiquetas: , , ,

Categoría: Educación Global, Interconexión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *