colabora con nosotros

Simplemente no puedo esperar

| 18 mayo, 2013 | 0 Comentarios

Tanto amor allá afuera por descubrir.

¿Afuera? Está siempre aquí, justo frente a nosotros. Lagos, mares y vastos océanos de placer social infinito y felicidad sin fin.

bebés-amor-niños-nueva eduçaçión

No puedo esperar a abrazarte, mi querido hermano. Competimos, peleamos, nos usamos unos a otros y por consiguiente nosotros mismos sufrimos el abismo de un creciente vacío.

¿Somos acaso necios? A juzgar por cuán inteligentes somos, sí somos totalmente necios. Ser el perfecto robot de consumo está de moda. En lugar de llenar el vacío en cada uno de nosotros, tratamos de rellenar nuestro propio vientre con más basura y continuar estando más vacíos e infelices.

Debemos piratear al sistema a 180 grados. Hacer una revolución. Dar en lugar de recibir. Es tan simple, pero ninguna persona inteligente querrá escucharlo. Porque ser inteligente significa ser necio por los tiempos que corren.

En nuestra época, necesitamos la sabiduría del corazón. No de uno solo, sino la sabiduría común de todos nuestros corazones. Y justo en el medio de esta reunión de corazones, allí mismo, en medio de esta conexión, tendremos todo lo que necesitamos, habrá suficiente pan para compartir y los pozos estarán llenos de agua cristalina. ¿Qué más necesitas cuanto estas rodeado de amigos queridos. No careces absolutamente de nada; tu corazón lleno de alegría y está bailando en tu pecho.

Simplemente te sientes feliz y seguro, como un bebe entre los brazos de su madre. Básicamente satisfecho.

Ahora debemos dar el ejemplo a todos los inteligentes y mostrarles cómo se hace. Ellos también quieren ser amados y felices. Solo que ellos recibieron una mente y un corazón de piedra y es completamente lógico que sea tan difícil para ellos el darse cuenta de todo esto. Es por esto que debemos dar ejemplos, nosotros  debemos ser los ejemplos. Solo mediante ejemplos personales podemos cambiar al mundo para bien.

Debemos comenzar logrando que el amor, la empatía y la compasión, sean la corriente principal y todos sean partidarios de ello.

Etiquetas: , , , ,

Categoría: Familia y vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *