colabora con nosotros

Embarazo Adolescente

| 1 julio, 2013 | 1 Comentario

En abril de 2013 el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) reportó que uno de cada cinco nacimientos de madres adolescentes, correspondían en realidad a su segundo embarazo; definiendo la problemática en función a los embarazos que ocurren dentro de los dos años de edad ginecológica y/o cuando la adolescente es aún dependiente de su núcleo familiar de origen.

embarazo adolescente

Por lo que podemos inferir las condiciones sociales y culturales en las que tiende a ocurrir el embarazo adolescente, tienen mucho más peso que la edad y los factores biológicos relacionados con ésta. Según las estadísticas, la fecundidad adolescente es más alta en países en desarrollo y entre clases sociales menos favorecidas, haciendo pensar que se trata de un fenómeno transitorio porque, de mejorarse las condiciones, podría descender.

Para otros investigadores, la disminución de las tasas de fecundidad adolescente está cada vez más lejos, ya que el deterioro de las condiciones socioeconómicas globales hace que se dude sobre la posibilidad de que la mayoría de los países realicen mayores inversiones en sus sistemas educacionales y de salud, para alcanzar la cobertura que el problema demanda.

En lo psicosocial, son múltiples las  consecuencias adversas que el hecho tiene sobre la adolescente y sus familiares. Entre ellas podemos encontrar: el abandono de los estudios al confirmarse el embarazo o al momento de criar al hijo,  dificultad para lograr empleos permanentes con beneficios sociales,   relaciones de pareja de menor duración y más inestables; en estratos sociales de mediano o alto poder adquisitivo la adolescente embarazada suele ser objeto de discriminación por su grupo de pertenencia. Las adolescentes que son madres tienden a tener un mayor número de hijos con intervalos más cortos.

El embarazo adolescente como problema social necesita un abordaje integral, en el que se eduque tanto a niños y jóvenes de una manera distinta a lo que se ha venido realizando. Un enfoque en donde se les enseñe no solo conocimientos en diversas disciplinas, sino que aprendan acerca de lo que realmente es la vida, en donde obtengan herramientas para ser  personas conectadas,  que sepan comunicarse, esto es a lo que aspiramos para que sean adultos capaces de crear relaciones genuinas y duraderas. Reflexionemos si lo que hemos venido haciendo está o no funcionando,  y realicemos entonces los cambios necesarios. Con esto les estaremos dando un gran regalo a nuestra juventud y a toda la sociedad.

Fuentes Consultadas:

http://www.findyouthinfo.gov/youth-topics/teen-pregnancy-prevention/adverse-effects-teen-pregnancy

http://www.healthcommunities.com/teen-pregnancy/children/overview-of-teen-pregnancy.shtml

http://med.unne.edu.ar/revista/revista107/emb_adolescencia.html

http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36341997000200008&Ing=en.doi:10.159/S0036-36341997000200008

Etiquetas: , , , , ,

Categoría: Familia y vida, Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *