colabora con nosotros

¿Qué tal si jugamos?

| 26 julio, 2013 | 0 Comentarios

 La influencia del juego en la evolución de los seres humanos es conocida desde la antigüedad, ya que  por naturaleza a las personas nos gusta jugar. Tal vez recordemos que tiempo atrás -cuando fuimos pequeños- jugábamos con nuestros amigos, practicábamos actividades al aire libre y, lo más importante fue haberlo hecho en equipo.jugar

Desafortunadamente muchos de los niños de hoy en día, probablemente no experimenten esta misma situación;  los niños de este siglo pasan mucho tiempo dentro de casa jugando con videojuegos, computadoras, ipads, celulares, etc; lo más lamentable es que en muchas ocasiones juegan solos y a veces, se dificulta la interacción con otros niños.

Otro de los problemas que se han observado en relación al juego en los niños es el alto grado de competitividad, lo que los induce a competir y no a jugar por el placer mismo de hacerlo. Ellos están meramente enfocados en ganar cueste lo que cueste; lo preocupante es que quienes les estamos enseñando esto somos nosotros: los adultos.

En distintas investigaciones se ha dado a conocer que existen bastantes beneficios del juego en los niños tanto física como psicológicamente; simplemente observemos los altos índices de obesidad infantil actuales y comparémoslos con los de  hace 30 o 40 años. En lo que respecta a los beneficios psicológicos del juego libre se pueden destacar el desarrollo de la creatividad, la búsqueda de soluciones ante problemas, y en general mejoras en los procesos de aprendizaje, cognición y fundamentalmente en la conexión e interacción.

Un motivo común por el que los padres se preocupan, es porque los niños tienen problemas de conducta en casa ya que se “aburren” una vez que agotaron todos sus aditamentos tecnológicos. Cuando se cuestiona a los niños sobre qué les gustaría hacer para no aburrirse en su casa, expresan generalmente que les gustaría que los dejaran salir a jugar con sus amigos y también les gustaría que sus padres jueguen con ellos. Esto nos da una idea de que si nosotros como adultos nos aislamos, también estamos aislando a nuestros hijos.

Es muy importante para el desarrollo de los niños la interacción con otros niños mediante el juego, recordemos que los niños se comunican jugando y si como padres deseamos acercarnos a nuestros hijos es importante que también nosotros juguemos con ellos.  Una propuesta positiva sería fomentar en nuestros hijos el juego, resaltando la importancia de integración entre unos y otros. Por esta razón, resulta indispensable que nuestros hijos aprendan sobre la interconexión existente en  el juego libre a través de la correcta cooperación mutua.

Fuente consultada:

http://life.familyeducation.com/games/early-learning/42221.html

Etiquetas: , , , ,

Categoría: Aprender Jugando, Artículos, Educación Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *