colabora con nosotros

El consumismo y la crisis del individuo

| 2 septiembre, 2013 | 0 Comentarios

el consumismo y la crisis del individuo

De la política económica de Estados Unidos durante los años treinta, luego de la Gran Depresión, deriva toda nuestra cultura y patrones de pensamiento. Victor Lebow, un analista y director de empresa, propuso en esos años la visión en la que nos encontramos ahora inmersos: “Nuestra enorme economía productiva requiere que hagamos del consumo nuestro estilo de vida, que comprar y usar bienes se convierta en un ritual, que busquemos nuestra plenitud espiritual y la satisfacción de nuestro ego dentro del consumo… necesitamos que se compren las cosas, se quemen, se desgasten, se reemplacen, se desechen a un ritmo cada vez más acelerado”.

Analicen estos puntos:

• Los centros comerciales y la cultura del consumo: compras compulsivas.

• Los Medios: el templo del consumo – la industria del cine, la televisión, los medios impresos, el internet…

Todos están tendenciosamente enfocados hacia el consumo. Un famoso psicólogo dijo que durante toda nuestra vida trabajamos para consumir cosas que no necesitamos para impresionar a personas que no nos importan. Al parecer, así es como alcanzamos nuestro pleno potencial.

• La psicología de la economía: los grandes magnates suben los precios y quieren amasar fortunas únicamente para aparecer en la revista Fortune, o para ganar una apuesta a sus amigos. Carecen absolutamente de empatía hacia las masas.

• El modelo económico actual. La economía del endeudamiento. En la era bancaria de nuestros días no existimos en base a ganancias concretas, que corresponden el producto y los recursos que tenemos y la prosperidad real, sino más bien existimos sobre la base de la economía del endeudamiento. Dar el ejemplo del banco; $1,000 y los préstamos.

Los países se están endeudando con demenciales cantidades de billones de dólares, sumas que nunca podrán devolver, y esta deuda no se ha basado en los recursos reales que podrán existir incluso en el mundo entero durante un largo tiempo. El problema es que los bancos hoy en día sencillamente están imprimiendo billetes.

Estamos viviendo dentro de una burbuja hipotecaria, una burbuja de endeudamiento, una burbuja de dinero, que no refleja la realidad, que estallará en cualquier momento a nivel global, por lo que los individuos descubrirán de un momento a otro que su dinero no tiene ningún valor.

La crisis para los individuos

La suma de la ganancia derivada del consumo resulta ser la falta de sentido y la depresión. Es decir que en los últimos años la humanidad ha llegado a saturación debido al consumo exagerado. Como resultado, las personas ya sienten que esto no les llena, que no ganan nada. Y si la cultura basada en el consumo, de la cual depende el YO, (para relacionarme con los demás y mejorar mi existencia) ya no me satisface, entonces entraré en un círculo vicioso de adquirir más cosas que no me llenan; y debemos tomar en consideración que si antes consumía, era feliz. Podría dejar de comprar, pero por un lado los dueños del comercio no quieren que deje de hacerlo, y por el otro no soy feliz.

Etiquetas: , , , , ,

Categoría: Crisis y Resolución, Evolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *