colabora con nosotros

A reír se ha dicho

| 16 octubre, 2013 | 1 Comentario

 Reírse es natural, podemos verlo cuando un bebé a las 36 horas de nacido puede ofrecer una sonrisa a sus padres. Los niños están mucho más dispuestos a reírse que los adultos, un niño se ríe un promedio de 300 veces al día, mientras que un adulto lo hace entre 15 y 100. Y un hecho interesante acerca de la risa es que se ha comprobado que los enfermos de cáncer tienen una mayor resistencia en su sistema inmunológico mientras mejor es su estado anímico. Por esta razón, en Canadá, específicamente en Ottawa, los atienden con sesiones de risoterapia.

A reír se ha dicho

Otro de los beneficios a nivel físico es el fortalecimiento del  corazón, en sí, no previene el infarto, pero si fortalece el corazón; cuando nosotros reímos a carcajadas movemos 420 músculos del cuerpo, y entre ellos agitamos los músculos del corazón. Además nos ayuda a reducir la presión arterial porque aumenta el calibre de los vasos sanguíneos y relaja los músculos lisos de las arterias y ayuda a superar problemas respiratorios, todo esto por los movimientos musculares al momento de reír.

La risa puede también ayudar en problemas emocionales como depresión, angustia, ansiedad,  falta de autoestima e insomnio, entre otros. Es la  actitud que mantenemos ante las adversidades lo que determina nuestro buen humor y nuestra capacidad para reírnos, recordemos que cualquier tema puede tratarse con humor. Entones ¿por qué nos reímos tan poco, siendo algo tan fácil y que  disfrutamos tanto?, ¿por qué no llevamos la vida con más alegría?, en muchas ocasiones porque no nos damos el permiso de hacerlo.

Lo que sucede en nuestro cerebro cuando reímos es que se segregan endorfinas,  de hecho, una simple sonrisa puede emitir información que activa esa segregación. Las endorfinas, tienen la capacidad de aliviar el dolor, además provocan un estado de euforia, como una sensación de felicidad.

Cuando generamos un buen estado de ánimo las cosas funcionan distinto. Al vernos mejor, apreciamos mejor nuestro entorno, y esto nos permite conectarnos más positivamente con los que nos rodean. Por eso ¡a reír se ha dicho!, ya que los efectos son benéficos para nosotros y para los que nos rodean; pudiendo regalar a los demás una sonrisa, eso vale mucho para el que la recibe y a nosotros no nos cuesta nada.

Referencias:

http://viviendosanos.com/cuando-reir-cura-%E2%80%9Crisoterapia%E2%80%9D/

http://www.europapress.es/salud/salud-bienestar/noticia-reirse-aumenta-calidad-

vida-ayuda-curar-enfermedades-20101228102722.html

Etiquetas: , , ,

Categoría: Artículos, Familia y vida, Salud

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios Rss Feed

  1. silvia dice:

    Hermoso , da gusto una buena lectura como esta. Los felicito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *