colabora con nosotros

Todos los Seres Humanos Nacen Libres e Iguales

| 22 octubre, 2013 | 0 Comentarios

Todos los Seres Humanos Nacen Libres e IgualesLas palabras fallan cuando queremos expresar la consciencia que viene creciendo lentamente en el hombre a través de la historia y que siempre sale a flote cuando presta ayuda a una persona accidentada, a un animal herido, cuida de un enfermo, de un niño desvalido, tiende la mano a su hermano. No es el humanismo que según la RAE es “doctrina o actitud basada en una concepción integradora de los valores humanos”.  Poco después de la II Guerra mundial  en 1948, la Declaración de los Derechos Humanos por la Organización de Naciones Unidas, puso al fin en claro que todos los hombres son iguales y que lo más importante es su dignidad como tal, sin importar, raza, color, credo, género, y dice,

“Todos los seres humanos nacen libres, iguales en su dignidad y derechos. Todos están dotados de razón y consciencia y deben actuar fraternalmente unos hacia los otros.”

Es decir que después de milenios de injusticias y consideraciones absurdas sobre la dignidad y derechos de unos sobre los otros, al fin hombres y mujeres con un espíritu claro, que no eran profesores, ni científicos, o legisladores, pudieron al fin proclamar lo que ahora permite que siete mil millones de personas puedan vivir sobre este nuestro único planeta y puedan considerar estos valores como sagrados e innegables. Y así es como debe ser, la vida de cada ser humano debe ser considerada como sagrada más allá de todo razonamiento.

Más allá de todos los argumentos de los legisladores sobre el valor del individuo frente a la sociedad, sobre sus derechos y sus obligaciones, señaladas por sociólogos y psicólogos, después de los horrores que la humanidad ha tenido que padecer durante los siglos de su evolución y desarrollo, queda un solo principio que es un edicto universal y único, la sacralidad de la vida humana y la dignidad del hombre es la tierra fértil en la cual cada uno de nosotros puede crecer, rendir sus frutos, vivir un armonía para por fin construir un mundo en donde todos podamos vivir en paz.

Etiquetas: , , , ,

Categoría: Artículos, Crisis y Resolución, Educación Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *