colabora con nosotros

Hay Que Trabajar Menos así Trabajamos Todos

| 2 enero, 2014 | 0 Comentarios

Un ser humano es capaz de producir alimento para 10 personas, y de igual manera, ropa  y bienes de primera necesidad. Aprovechando esta plusvalía del trabajo humano, las instituciones empresariales bajan la oferta de empleo, por consiguiente los salarios y el incremento de sus utilidades, pero esto no  termina ahí, aun hay más. El boom tecnológico ha traído al escenario un factor adicional, la sustitución de mano de obra por procesos y tecnologías, lo que desemboca en  un alto nivel de desempleo.

trabajar menosEs hora de orientar nuestros esfuerzos como sociedad.  El sistema actual ha orientado la vida de las personas hacia el ciclo de “Producción-Consumo-Producción-Consumo”, en un ciclo infinito para generar ganancias y sostener mal a solo una parte de la humanidad.

Su único objetivo ha sido el de generar ganancias económicas a un nivel insultante para algunos que cada vez son más pocos. El desarrollo basado en el “productivismo” como medio para el acumulamiento de riquezas y poder,  esta mostrándonos ya su cara oscura.

Estamos enfrentando una mega crisis mundial en todos los frentes, mas sin embargo el afán de acumulación de riquezas de tan solo un puñado no tiene limites.

Sin embargo no se puede continuar en ese camino ya que de seguir, muy pronto se darán cuenta de que no podrán alimentarse de metales preciosos o billetes verdes.

Cada vez son más las voces que se levantan para sugerir un cambio, una revolución, “sin colgar a nadie”.  La solución tiene que involucrarnos a todos, porque a todos nos afecta: gobiernos, empresas y ciudadanos.

La voz de Serge Latouche no es la única, el sociólogo y economista  norteamericano  Jeremy Rifkin, también ha planteado la solución en su libro,  El fin del trabajo, El declive de la fuerza del trabajo global y el nacimiento de la era post mercado (The End of Work. The Decline of the Global Labor Force and the Dawn of the Post-Market Era).

Este libro fue publicado en 1997 y ya veía la crisis actual con las altas tasas de desempleo originados por la sobreoferta y el influjo de la tecnología y la globalización.

 En el libro plantea que el fin del trabajo es algo inevitable, debido a la globalización y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs) que pueden aumentar la productividad rápidamente. Esto trae como consecuencia un alto desempleo estructural que exige medidas más allá de la tradicional flexibilidad laboral, como son la necesaria reducción de la jornada de trabajo, la potenciación de la economía social o tercer sector (distinto del Estado y del mercado que genere nuevos empleos y una nueva economía) además de poner en marcha la renta básica.

Igualmente el empresario Carlos Slim esta proponiendo la jornada semanal de 33 horas con turnos diarias de 11 horas durante 3 días de la semana solamente. Con el sobrante de tiempo el trabajador podrá innovar y dedicarlo a su familia. (http://www.lacapital.com.ar/informacion-gral/El-hombre-mas-rico-del-mundo-propuso-que-se-trabaje-solo-tres-dias-a-la-semana–20131205-0056.html)

A pesar de que el actual sistema económico está colapsando y se resiste a sucumbir en una especie de agonía económica, las medidas propuestas de reducir las jornadas de trabajo no tendrán ningún efecto en lo general, si no se llevan a cabo con un objetivo superiormente integral que reoriente el enfoque hacia el bien común,  en lugar de hacia la acumulación de riqueza como único objetivo.

Es momento de invitar a todos los factores económicos a sentarse en mesas redondas o talleres y discutir organizados hacia una solución que nos lleve unidos al bien común.

Si bien la reducción de las jornadas de trabajo aumentaría la oferta de trabajo y muchas  personas contarían con un empleo, aun quedaría el desafío de alcanzar el bien común.

Para ello tenemos que  reorientar nuestras conductas hacia la integración general de todos los sectores de la sociedad, gobiernos, empresas y ciudadanos.

Necesitamos el método de la Educación Integral que nos enseña las técnicas para unirnos en torno del bien común, para alcanzar el bienestar individual.

Referencia y fuente:

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/08/15/actualidad/1376575866_220660.html

Etiquetas: , , , , ,

Categoría: Artículos, Crisis y Resolución, Economía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *