colabora con nosotros

¿Cómo Incrementar la Comunicación positiva entre nosotros?

| 5 junio, 2014 | 0 Comentarios
La gente camina por la calle con su iPhone en la mano, enviando mensajes, hablando por teléfono.  Esta tecnología está creando una intrincada red, que permite que muchas personas puedan conocer los sentimientos, la ideas de otras que viven a miles de kilómetros de distancia.

comunicarnos entre nosotrosY sin embargo, ¿tenemos presentes los principios básicos, verdaderos, para comunicarnos apropiadamente,  para comenzar con nuestros seres queridos y amigos, sin que se rompa la armonía y la unidad en tiempo de confrontaciones, discusiones y dificultades? Cuando sentimos que el otro ha sido injusto, nos ha ofendido, sentimos ira, resentimiento, qué hacer para que la desconexión no se instale entre nosotros.

  En las relaciones entre individuos si bien cuenta lo que se dice, cuenta más cómo se dice, la energía que transmitimos al expresarnos.  Entre las personas cercanas se instala una energía muy poderosa que puede ser muy positiva,  armoniosa, llena de amor, pero puede convertirse en negativa debido a las críticas, juicios, que derivan en peleas y discusiones sin fin, llegando al punto que no encontramos solución al conflicto.

¿Cómo podemos enfrentar el problema, incrementar la comunicación positiva con las personas que amamos? ¿Qué puedo hacer para que el resentimiento por una injusticia, o una afrenta no cause la separación? Recordar en todo momento, que no se trata de ganar, no situarnos en el terreno de perder o ganar, porque allí todos pierden.  Si queremos a toda costa ganar, probar que estamos en lo correcto, que es cierto nuestro punto de vista, podemos llegar a humillar, a descargar nuestro enojo para sentirnos bien.

Pero no ganaremos porque con esta estrategia, nunca estaremos dispuestos a escuchar al contrario. Nos habremos cerrado y no existirá una comunicación real.  Es necesario salirse del juego,  dejar de ser quien tiene la razón, salir del enojo.  Entonces estaremos dispuestos a ser sensibles a los sentimientos del otro, a escuchar, ponernos en sus zapatos, entender, dialogar con franqueza.  Superar nuestro temor al abandono para hablar de lo que nos molesta y empáticamente descubrir lo que molesta al otro para después comprobar que podemos llegar a concesiones y acuerdos.

Estableceremos una conexión verdadera, si tomamos en cuenta los sentimientos de todas las partes y comprendemos la problemática de cada quien.  Cuando damos el lugar que requiere el contrario todos los problemas se desvanecen y llegamos a trabajar en una relación que automáticamente lleva a la unidad.

Etiquetas: , , , ,

Categoría: Artículos, Crisis y Resolución, Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *