colabora con nosotros

EGO

| 16 enero, 2015 | 0 Comentarios
Cuando examinamos la naturaleza y el comportamiento humano, descubrimos que es impulsada por el ego, que se preocupa por sólo dos cosas: la sensación de placer y evitar el dolor. Si nos examinamos de cerca, nos daremos cuenta de que, aparte de las necesidades básicas que heredamos, todos los deseos de la sociedad en que vivimos: lo que comemos, cómo nos vestimos, los puestos de trabajo que elegimos, los bienes que codiciamos y nuestras actitudes hacia el resto del mundo. Adquirimos nuestras preferencias de aquellos a quienes se nos enseña a respetar y admirar.
ego
Por esta razón, si construimos una sociedad que valora la cooperación y la compasión por los demás, vamos a evitar el egoísmo, el consumismo y la búsqueda de fama, fortuna y poder con el fin de obtener así el reconocimiento y el aprovecharnos de los demás.  De cualquier modo, el ego exige la conexión con la sociedad.
Mientras que él se  imagina de que él gobierna, pero la sociedad puede “implantar” en nosotros los valores opuestos, sin romper el ego: ¡Sé grande, orgulloso, sé todo lo que puedas ser y más! Pero hazlo de una manera constructiva y no destructiva.
En otras palabras, el ego, que se utiliza para obtener beneficio personal a expensas de los demás, poco a poco se puede transformar – a través de la influencia del medio ambiente, la sociedad en la cual vivimos.
Ya es hora para desarrollar una nueva civilización: universal e integrada, donde todas las naciones, mientras preserven sus propias culturas, en aras de la sobrevivencia se unen sobre el ego, sobre las diferencias,  a fin de que sean similares  a la Naturaleza.

Etiquetas: ,

Categoría: Evolución, Videos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *